The Cabriolets

The Cabriolets

La modelo y cantante Bimba Bosé se reparte las preguntas con Pablo Serrano, batería desde su anterior disco, Close, y hoy pieza fundamental de The Cabriolets. Entre ellos reina el buen rollo que impregna las canciones de su nuevo trabajo, El feo, y que queda reflejado a la perfección en su primer videoclip. The Cabriolets parecen disfrutar al máximo de lo que hacen. Y se nota.

De su anterior disco dijeron que era impulsivo y directo. Este también lo es... Bimba: Sí. Close fue como el calentón que te da cuando conoces a alguien, pero este es la confirmación de una relación duradera (risas). Pablo: Es la confirmación de que nos gusta estar y tocar juntos, pero es un paso más en el camino.

Por momentos suenan hasta heavy. El riff de Cabalgando podría ser de Motorhead... P: Ese tema nació de unos días en los que estaba escuchando mucho a Iron Maiden. Manu se puso a hacer ese riff de caballo y en una hora ya teníamos el tema. B: Empezamos a hacerlo un poco en plan de coña, pero a partir de ahí fue saliendo y se convirtió en un tema más del disco.

En un principio, mucha gente no les tomaba del todo en serio y entendían el grupo como un pasatiempo temporal de Bimba. Dos discos después, ¿se sienten más respetados? P: Creemos que es el trabajo lo que nos avala. No hacemos música para nadie, sino porque lo necesitamos.

Así que no les preocupa lo que se diga de The Cabriolets. P: Nada. Menos que cero. Pero respetamos todas las opiniones, incluso aunque nos insulten.

Siendo una persona tan mediática como Bimba Bosé, resultará complicado estar al margen... B: Sí, pero a pesar de ser mediática, no estoy nada pendiente de lo que se dice de mí. Estar online me estresa.

Empezaron cantando en español e inglés para después pasarse definitivamente a este último idioma. ¿Por qué? B: No me siento cómoda cantando en castellano para este proyecto. Creo que no le pega. Me sale escribir en inglés. A veces se da que te suena mejor un idioma que otro para determinado tipo de canciones.

Forman parte de una importante multinacional. ¿Cómo se sienten dentro de ella? ¿Cómo están afrontando el momento que vive la industria? P: No tenemos ningún tipo de queja al respecto. Sentimos que creen en nosotros, que nos valoran. Y lo hacen casi desinteresadamente, porque no se venden discos, así que no sabemos muy bien de dónde obtendrán las ganancias. La situación es mala para todos.

¿También para The Cabriolets? ¿Cómo les afecta la crisis? P: A mí personalmente no me toca demasiado. Simplemente estoy amoldando mi forma de vida: gasto menos dinero e intento ser un poco más ahorrador, más austero. Hay que adaptarse a la situación. Hay mucho miedo en el ambiente, pero la crisis puede ser una oportunidad. Nosotros no tenemos ningún miedo.

En sus canciones hablan de muchas cosas, pero no de política. ¿Se mojarían por alguna causa? B: La política no me interesa mucho, la verdad. P: Yo tengo muy claras mis ideas, pero no creo que le interesen a nadie.