'Vid the Vampire'

'Vid the Vampire'

El pintor e ilustrador Dragan Bibin (Zrenjanin-Serbia, 1984) es un explorador del miedo más primario. En sus obras dibuja seres mitológicos, figuras que provocan terror en el ser humano: "Lo que me agita es lo que me anima a pintar. Activo miedos arquetípicos, respuestas que son la síntesis de miles de años de evolución humana". Para sus cuadros utiliza el óleo y la témpera al huevo. Entre los turbadores personajes que ilustra hay figuras ancestrales como Vid -un hombre que se ahogó en el río y despertó convertido en vampiro- y el demonio Plaga, que representa a la enfermedad. Son personajes de la mitología serbia, que han vivido en la memoria colectiva como símbolos de desgracia y maldición. El artista opina que no está hablando de fantasías olvidadas: "Todavía hay muchos que creen en vampiros, sobre todo al este del país, en las poblaciones rurales. Sigue habiendo casos de cuerpos desenterrados e incluso con estacas en el corazón".

Metáforas de lo aterrador

Sin embargo no es el temor por una imagen terrorífica lo que Bibin quiere provocar con sus obras. Deja claro que no considera a los demonios, los vampiros y las brujas como intrínsecamente malos, que sólo son metáforas de los verdaderamente aterrador. "Son lo que son, manifestaciones de nuestros miedos. Mis pinturas no retratan a un monstruo en particular, son solo herramientas para expresar emociones crudas". Una de las obras por las que Bibin siente inclinación es la que muestra una simple puerta de madera entreabierta. Explica su decisión hablando de las imágenes ambiguas, que no muestran a ningún ser sobrenatural y que precisamente por eso resultan más desasosegantes. "El espectador rellena la oscuridad con sus miedos personales, lo que resulta mucho más efectivo que poner algo que yo considere terrorífico".